PLC Consultores

Los dos momentos en la relación del Asegurado con la Aseguradora

Hay dos momentos claramente definidos en la relación entre el Asegurado y su Asegurador y estos son:

1) El momento en el que se adquiere el seguro, el cual se extiende a todo el tiempo durante el cual el Asegurado paga su seguro y no lo utiliza, y

2) El momento en el que el Asegurado sufre una pérdida que debe ser soportada por su Asegurador.

Sin la necesidad de considerar ningún componente de mala fe de parte de las Aseguradoras, es un hecho que los dos momentos descriptos anteriormente son manejados dentro de la misma Aseguradora, por dos áreas completamente diferentes y con sus propios objetivos a cumplir, estas son, el área Comercial en el momento 1), y el área de siniestros en el momento 2).

Es sencillo explicar que el objetivo del área comercial es vender la mayor cantidad de seguros posibles y el objetivo del área de siniestros es el de pagar la menor cantidad de siniestros posible.

Estos objetivos, cabe recordar, no son criticables. Toda empresa busca vender lo máximo posible y gastar la menor cantidad posible, y esto es correcto.

El problema surge cuando el cumplimiento de esos objetivos interfiere con un adecuado trato al cliente a través de prácticas que buscan desalentar los reclamos aduciendo todo tipo de tecnicismos incomprensibles para las personas comunes sin conocimientos de seguros, y dificultando al cliente los tramites necesario para lograr resarcirse del daño sufrido.

Volver